Hoy te conviertes…

Te voy a convertir en un extraño. Ya hace un tiempo que te fuiste. Por un momento creí que lidiar con eso no sería tan complicado, pero viendo que mi situación no mejora rápidamente, tengo que informarte que decidí deshacerme de ti.

Comenzaré por desechar tus fotos. Así, poco a poco, tu rostro se irá desvaneciendo de mi mente y,  cuando escuche tu nombre, la imagen de tus ojos aparecerá incompleta y ya no tendré acceso a leer lo más profundo de tu alma.

Imagen

Ya he prohibido a mis amistades que mencionen tu nombre. He decidido vivir bajo el principio de “lo que no se nombra no existe”, porque no es posible estar enloqueciendo. Pues, mientras algunos días siento que te amo, otros, siento que te odio. Por eso serás un extraño, porque  a un extraño no se le puede amar ni odiar.

Déjame contarte que, para mi propósito, estoy tomando algunos analgésicos. Si bien, no curan la enfermedad, al menos aligeran el dolor. Las pláticas con mis amigas, los proyectos retomados, el exceso de trabajo, un par de libros, música, películas y sueños están haciendo muy buen efecto.

En esta terapia también he incluido una visita a ese lugar lejano en donde, llena de incertidumbre, solía preguntarme por nosotros dos. Y como he hallado la respuesta, quiero volver para gritarle al viento que ya la encontré, que fue mala idea seguir al corazón y que ya no vuelva a hacer preguntas sobre ti y sobre mí nunca más,  porque te convertirás en un extraño y ya no sabré qué contarle de ti.

Por último, antes de quitarte el nombre, desechar tus fotos, olvidar tus ojos y mandar al cajón del olvido los buenos momentos que hubo (porque necesito agarrarme de todas esas veces que me lastimaste para volverte un extraño), quiero decirte que haré justo lo que me dijiste que hiciera (de hecho, ya empecé): estudiaré y me prepararé más para alcanzar mi sueño (tú bien sabes cuál es) y voy a echar a andar ese proyecto que inicié gracias a tu apoyo (pero ahora sin ti).

Quiero que sepas que no fue tan malo haber hecho tantas locuras juntos. Tampoco fue malo haber viajado con los amigos e imaginar con ellos cómo sería el momento (tras muchos años) en el que recibiríamos a nuestros hijos. No estuvo  mal esa vez que dormimos juntos, me hiciste el desayuno y me llevaste al trabajo, ni las innumerables ocasiones en las que, conociendo lo mucho que como, preparabas algo mientras yo veía películas tirada sobre tu sillón.

Ni hablar de cuando bailamos heavy metal entre desconocidos o cuando fuimos a la exhibición de una película de cine de terror echados en el piso porque a veces odiábamos que los amigos siempre frecuentaran los mismos lugares. De las pláticas en nuestro bar preferido tampoco puedo quejarme, ni de esos momentos en los que eras el hombre más tierno, ni de cuando enloquecías al decirme que me amabas y que darías hasta la vida por mí. No, no puedo quejarme, pero no fue suficiente.

Imagen

Eres la paradoja de mi vida. Por cada vez que me lastimaste hubo otra en la que me hiciste feliz, pero yo no puedo vivir en esa ambigüedad y, por esa razón te lo advierto: te convertirás en un extraño.

No te preocupes, después de todo he decidido que seas como aquél extraño que, después de observarme largo rato leyendo un libro en el café, se dirigió hacia mí,  me preguntó algo y, al marcharse dejó en la mesa una nota que me hizo sonreír.  Aún lo recuerdo, porque por un instante me trajo felicidad, pero ahora no sé ni quién es,  ni lo sabré,  su rostro se ha desdibujado de mi mente.  No sé su nombre y ni siquiera  puedo recordar sus ojos. No sé qué hace, si es feliz, si ama a alguien y, mucho menos sé, si cuando la vida decida encontrarnos de nuevo, podré reconocerlo.

Imagen

Anuncios

Un comentario en “Hoy te conviertes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s