¿Eres una “forever alone”?

Sí, se viene el 14 de febrero. Ese día en el que mientras algunas aprovechan para demostrarle a la pareja su amor de manera ilimitada, romántica y a veces hasta cursi, también hay quienes lo toman como otro más del año y, simplemente, se limitan a desearles a los demás un lindo día. Unas más, lo utilizan como pretexto para darle un detalle a esa persona que les gusta, mientras otras se comportan como la antítesis de cupido y no hay nadie que las saque de su “mood grinch” en toda cuestión relacionada con el amor (son las clásicas que dicen que ese día solo tiene fines mercadológicos y es una pérdida de dinero, blablabla).

Por último, existen los que se sienten frustradas por su situación de “forever alone.” De esas, hay dos tipos: quienes la asumen de manera positiva y feliz y quienes no dejan de quejarse de su estado de soltería y de lo urgente que es tener a alguien al lado.

En lo personal, me ha tocado pasar por todas las descripciones que acabo de hacer. En su momento ha llegado la serenata, los ramos de flores, las sorpresas públicas. No me ha faltado tampoco la cursilería y he sacado mi lado más creativo haciendo almohadas, pintando cuadros y hasta escrito poemas, pues el amor cuando llega, llega. También he tenido mis temporadas de soltera amargada y de soltera feliz y he llegado a la conclusión de que, simplemente, nosotras elegimos cómo sentirnos y cómo asumir nuestra soltería.

forever2

¿Por qué ese miedo a la soltería?

No tengo la más remota idea de a quién se le ocurrió pregonar por el mundo la idea de que estar sola es igual a ser miserable. Desde niñas crecemos con la idea de que la soledad es mala y es un sinónimo de que no somos valoradas o queridas, cuando realmente debería ser lo contrario si somos conscientes de que en la soledad alguien nos acompaña y ese alguien es nuestra yo interna, lo que significa que si no nos gusta estar en nuestra propia compañía, el amor propio anda por los suelos y, lo más probable sea que mendiguemos el amor de los demás a costa de lo que sea.

Y no quiero decir que no es bonito sentir los apapachos de un compañero sentimental. ¡Cómo no! compartir lo que nos pasa día a día, los besos, el sexo con amor, los cariñitos, la ternura, la complicidad, los detalles, la intimidad emocional, el apoyo, etcétera son maravillosos cuando estamos en una relación sana construida por dos personas que se quieren así mismas, porque no nos hagamos, hay parejas que llevan años juntas, pero a la hora de la hora lo único que comparten es un espacio en la cama o el estatus de relación, porque hay una brecha enorme entre las dos personas.

Sin embargo, la vida tiene etapas y hay que disfrutar cada una de ellas. Si estamos con alguien, ¡qué padre! a dar el cien y dejar que todo tome su rumbo. Y si no estamos con nadie ¡también está genial! pues tenemos tiempo de sobra para invertir en nosotras mismas haciendo ejercicio, iniciando nuevos proyectos, consolidando nuestra carrera, aprendiendo cosas nuevas, viajando, leyendo, conociendo gente, en fin, haciendo mil cosas que ayudarán a que ampliemos la visión de nuestro mundo, salir con las amigas, conocer hombres,  irse de fiesta, descansar.

plena

Así que ¿para qué la prisa por decir “tengo novio, ya el mundo puede darse cuenta que alguien me quiere”? creo que, como lo he dicho antes “la prisa mata” y, si necesitamos urgentemente sentirnos amadas, escogeremos al primero que se nos ponga de frente y le pondremos las mejores cualidades aunque sea un patán. Créanme que, en estas cuestiones del amor, si realmente deseamos que una relación valga la pena, es mejor ir conociendo poco a poco al chico en cuestión y, si sientas empatía, puedes reír a morir, ser tú misma, divertirte, confiar, sentirte apoyada ¡adelante!

¿Quién no está cansada de que la tía o la abuelita les pregunte que para cuándo la boda, para cuándo el novio o para cuándo los niños?

Vamos a quitarle tanta negatividad a esa cuestión de la soltería, queriéndonos más. El secreto para disfrutar ser “forever alone” es la actitud con la que lo asumimos y, aunque no recibamos poemas, flores, ni ningún detalle romántico este 14 de febrero, busquemos alrededor y seguro encontraremos mil razones para sonreír, ¿o no?

plena2

 

 Pau Ocáriz

Anuncios

4 comentarios en “¿Eres una “forever alone”?

  1. Muy buenos tus temas te leo siempre bienvenida de regreso a México. Muy acertado tu blog como siempre, igual he pasado por todas las etapas y siempre es la actitud ante la circunstancia lo que cambia todo. Es tristecito luego no recibir flores, chocolates etc… Pero ánimo consintamonos regalándonos a nosotras mismas 🙂 lindo día !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s