25 lecciones que aprendí después de vivir 1 año con alguien

«Soy de ese tipo de personas que no acaban de comprender las cosas hasta que las ponen por escrito», dice Haruki Murakami en uno de los pasajes de su libro Tokio Blues”. Y lo cito a él porque me sucede lo mismo. El día que agarro lápiz y papel y escribo sobre alguna experiencia es significado de mi metamorfosis y de agradecimiento a la vida por lo ocurrido. Es el momento en el que he visto de fuera la situación y he asimilado el aprendizaje que ésta me dejó para continuar mi camino más fuerte, sabia y feliz que antes.

La experiencia de haber vivido con una pareja me ha hecho ver las cosas diferentes con respecto a las relaciones y a lo que espero de ellas y en cuanto al dolor y las pérdidas. Ahora me siento más convencida de lo que quiero y de lo que no, y más convencida de lo mucho que merezco. Ya no me da miedo marcar bien mis límites y estoy segura que cada una de las lecciones me servirá para tener menos errores la próxima vez y para construir algo mucho más fuerte.

1

 

A continuación les comparto las conclusiones a las que llegué después de 1 año de haber vivido con alguien:

1.-Cuando aceptas que eres vulnerable y reconoces tu dolor es mucho más fácil sanar las heridas.

2-La vida sigue y el mundo no se detiene después de perder a alguien. Incluso el futuro que te espera y le espera a esa persona puede ser mucho mejor por lo ya aprendido. Hay quienes llegan a nuestra vida para enseñarnos algo.

3-Después de separarte o divorciarte no tienes nada que perder, ya lo diste todo una vez. Vuelve a creer, arriésgate una vez más cuando el corazón haya sanado con los ojos bien abiertos y con todo lo que aprendiste.

4-Cuando lloras mucho más de lo que sonríes es momento de analizar seriamente si en verdad vale la pena permanecer.

5-El dinero sí importa, no se come ni se vive solo de amor. Hablen de finanzas con toda confianza, pónganse de acuerdo sobre los gastos que llevará cada uno y siempre tengan ahorros para los tiempos difíciles.

6-Nunca pases por alto algo en tu pareja que no estás dispuesto a permitir por el resto de tu vida.

7-El amor se nota y la falta de éste, el desinterés y la deslealtad, se notan más. El problema es cuando uno no lo quiere ver.

8-Las discusiones de pareja en compañía del alcohol pueden costar una relación.

10-Una vez que se pierde el respeto, es muy difícil volver a recuperarlo. Así que nunca le faltes el respeto ni permitas que te lo falten. No ofensas, no groserías, no infidelidades, no utilizar las cosas que hacen al otro vulnerable en contra suyo y nunca permitas ningún tipo de violencia.

11-Las parejas no tienen que ser muéganos. Dense su espacio, salgan con sus propios amigos, tenga cada uno sus propios sueños y respeten tiempos y procesos del otro.

12-Una pareja no está para hacerte feliz, tú ya debes ser feliz, compartan esa felicidad  juntos.

2

13-Cuando la discusión está muy acalorada, tómense tiempo libre para tranquilizarse.

14-Escuchen y hablen. Digan lo que sienten, sean humildes para reconocer errores propios y cuando el otro tenga la razón. Compartan sentimientos, apóyense.

15-Alguien enamorado de ti siempre te  acompañará en los buenos tiempos, pero solo alguien que te ama de verdad te acompañará en los buenos y en los malos.

16-Todos tenemos el amor que creemos merecer y la pareja para la que nos alcanza. Siempre créete que mereces lo mejor.

17-Nadie es completamente malo ni bueno. Simplemente cada quien tiene sus propias luchas internas. Sin embargo, hay que saber hacerse a un lado cuando la lucha interna del otro no está generando una relación sana.

18-La vida tiene una manera de mandarte ángeles aún en los peores momentos.

19-De las ruinas puedes construir algo mucho mejor a lo que existía antes.

20-El amor propio siempre te saca adelante.

21-Llorar como niña pequeña en los brazos de mamá, te puede dar la fuerza que necesitas para seguir adelante.

22-Toma en cuenta lo que te dicen los amigos verdaderos, aunque a veces no te guste.

23-La vida nunca te quita algo, sin tenerte preparadas sorpresas maravillosas siempre y cuando hayas aprendido la lección.

24-También es de fuertes pedir ayuda.

25- Algún día quiero casarme y formar una familia unida con un hombre maduro, sano emocionalmente, que no le tenga miedo al compromiso, que me deje ser yo misma, me apoye, me cuide, me brinde confianza y me tenga la confianza para pedirme lo mismo.

3

 

Pau Ocáriz

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s