Marrakech, una joya de Marruecos

Fueron tan solo dos días. Fueron pocos, pero los suficientes para quedarse de por vida grabados en mi mente. Enigmática, mística, ruidosa, así es Marrakech, una de las 4 ciudades imperiales de Marruecos. Eran las cinco de la tarde del último día de viaje por el país africano y después de haber sufrido un pequeño choque automovilístico, solo teníamos dos horas para disfrutar lo que nos había hecho falta de La Ciudad Roja. Mientras pensábamos cómo aprovecharíamos el tiempo, comenzaba a atardecer y, en ese momento,  mis ojos vieron un cielo que estoy segura que jamás volverán a ver en otro lugar del mundo: tonalidades rosas que combinaban con las construcciones de adobe, en medio del olor a incienso, del ruido de los comerciantes y de la música árabe de un Festival de Cine que se estaba llevando a cabo en Djemaa el Fna, la plaza principal de la ciudad, en donde encuentras vendedores de dulces, de aceite de argán, de artesanías, bailarines, changuitos, serpientes (sí, de esas que bailan), músicos, entre otros.Por fortuna, el día que llegamos Marruecos, pudimos disfrutar Marrakech de noche. Era la misma plaza, pero tenía instalado un mercado lleno de puestos de comida típica y deliciosa.

25

Sin embargo, por la tarde, lo interesante es recorrer el zoco (mercado) de Marruecos, pues para los fanáticos de las compras, es maravilloso todo lo que se puede encontrar allí, además de que si se domina el arte del regateo, se pueden comprar varias cosas a un excelente precio. Algo hay en el ambiente de Marrakech y, específicamente en cada rincón de Marruecos que provoca que te pierdas, que olvides asuntos pendientes, preocupaciones y que te transmite una  vibra muy positiva a pesar de que la cultura y la religión son muy distintas a Occidente. Podría contar con letras muchísimas más cosas sobre esta ciudad y sobre los puntos más increíbles que conocí de Marruecos, pero prefiero que miren las fotos e imaginen esa magia de la que tanto les hablo.

De nuevo agradezco a Hamid del Desierto, Omar Anaam y a Said Anaam por tanta magia y tanta paz compartida.

Pau Ocáriz

Anuncios

2 comentarios en “Marrakech, una joya de Marruecos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s