Cuando te fuiste

A los que se fueron y un día volvieron o volverán… tarde.

Aún recuerdo aquél día. Llovió mucho por dentro y así, como el vidrio al romperse, mi corazón se hizo pedacitos.

Nunca se está lista para ese momento definitivo, para reaccionar con una sonrisa y fingir que no pasa nada, para aceptar que la vida sigue. Así que mis lágrimas no pudieron ocultarse, ni el enojo en forma de reclamos, ni la decepción, ni la desilusión. Todo llegó como un balde de agua fría y lloré con todo mi ser, con toda mi alma, con todo mi corazón, con toda yo. Tropezando con cualquier cosa que estuviera frente a mí, me sentí perdida.

 Me hiciste llorar y, a veces, me cuestiono si sabrás que cuando quieres tanto a alguien se supone que no le haces llorar, que cuando alguien es importante en tu vida no le lastimas, no le rompes el corazón. Otras veces me pregunto si te habrás imaginado que detrás de esa fortaleza que te mostré día con día existía un profundo dolor. Quizá nunca lo sospechaste, pero para mí fue muy difícil.

Awesome_Rainy_Wallpapers_www.laba.ws

Aún recuerdo cuando te conocí. Lucías tan guapo, tan tú, con ese carisma que tanto te caracteriza. ¡Cómo olvidarlo, cómo no quererte! Sabes, siempre he creído que la mejor manera de demostrarle amor a alguien es respetando su libertad y yo respeté la tuya. Recuerdo de la confusión de la cual me hablaste alguna vez y te entendí, pero entenderte no quiere decir que no haya dolido. Te dejé libre y el silencio gritaba por dentro que yo solo quería que fueras feliz aquí o allá, pero feliz.

Te convertiste en mi mejor amigo, en mi confidente, en mi persona favorita, en quien me hacía sonreír. Tu alma se parecía a la mía. Quise todo lo que había en tu corazón: tus alegrías, tus tristezas, tus inseguridades, tus logros, tus sueños. Pero para ti no fue suficiente, al menos en ese momento.

Nunca fui de las que esperan. Un poco porque odio depender de la decisión de otro y un tanto porque me gusta llevar las riendas de mi vida. Fue entonces que decidí irme. Con dolor hice las maletas, empaqué recuerdos, momentos felices, planes a futuro. Puse allí la imagen de tu sonrisa inigualable, ésa que tanto me gustaba ver. Guardé tus ojos y el camino a tu alma. Delicadamente envolví tus gestos, tu cuerpo, tus abrazos, tus pensamientos, tu manera de reír y todo lo que llegué a conocer de ti. Créeme, necesité de mucho valor, pero todo quedó bien empacado para que no se rompiera, y también para que no pudiera volver a salir.

3

No entendí por qué te rendiste, por qué no quisiste luchar más. Comenzar de nuevo para mí fue difícil. Volver a confiar parecía imposible. Los sueños me mantuvieron de pie, me fueron reconstruyendo y me mostraron que sin ti, la vida no estaba nada mal. Te había olvidado. Aprendí a vivir conmigo, a sacarme las sonrisas, a ser más fuerte.

Tal vez no te lo he dicho, pero me lastimaste. Por fortuna, con el tiempo y la distancia, la herida sanó y volví a sentirme plena, a confiar, a ilusionarme. Finalmente, tú me alejaste, aprendí muchas lecciones del dolor y todo lo que no quisiste lo guardé para alguien más que lo merezca y que lo sepa valorar.

De nuevo te miro de frente, quizá tu sonrisa me guste por el resto de mi vida. Me pregunto si lo que haces hoy es porque eres de las personas que tienen el don de darse cuenta de lo que tienen hasta que lo ven perdido, o si lo haces solamente para calmar tu ego, para seguir sintiendo que tienes a alguien que aún te quiere. ¿No pensarás que dejé una puerta entreabierta, verdad?

Tuviste tu tiempo, tu oportunidad, mi corazón en tus manos, pero elegiste irte y te olvidaste de nosotros. Estuviste ausente, lejano, ¡te perdiste tantas cosas!

 Ahora es tarde. Me he ido. Entonces, dime algo, ¿para qué vuelves?

 Pau Ocáriz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s